Francia, nuevas divisiones polticas
Francia, nuevas divisiones polticas

Francia ha cambiado radicalmente su mapa territorial en un tiempo rcord de dos meses. Impensable en un pas como Espaa, la Asamblea Nacional acaba de aprobar los profundos cambios de las fronteras interiores francesas sin que hasta el momento se hayan producido apasionadas reacciones ni en los partidos polticos ni en las zonas afectadas. Uno de los objetivos del histrico cambio consiste en ahorrar entre 12.000 y 25.000 millones de euros en los prximos aos. Las actuales 22 regiones se fusionan entre ellas. Quedarn 13.

El principal argumento del presidente Franois Hollande y de su Gobierno para semejante revolucin consiste en lograr una gestin pblica ms gil y menos costosa (hoy se lleva el 55% del PIB) repartida hoy entre la Administracin central, las 36.700 comunas o ayuntamientos (el pas con ms entes locales del mundo), las 13.400 mancomunidades, los 96 departamentos o provincias con sus respectivos consejos generales o asambleas (4.058 cargos electos con sueldo) y las 22 regiones con sus consejos regionales (1.757 cargos). Las competencias, en ocasiones, estn duplicadas.

Queremos territorios ms fuertes y mejor organizados que compartan sus gastos de funcionamiento, explic el ministro del Interior, Bernard Cazeneuve, a la Asamblea antes de que esta aprobara el nuevo mapa el pasado 23 de julio. El proyecto de ley fue apoyado casi en exclusiva por el Partido Socialista, pero el resto de grupos que votaron en contra o se abstuvieron explicaron que, aunque desean tambin una profunda reforma territorial, echaban de menos que el Gobierno la hubiera pactado.

Las prisas de Hollande han hecho imposible ese pacto. Hasta comienzos de este ao, el presidente no haba siquiera mencionado la posibilidad de tal reforma. A comienzos de junio, el propio Hollande difundi un primer mapa en el que reduca a 14 el nmero de las regiones para finalmente quedar en 13 en su tramitacin parlamentaria.

A lo largo de junio y julio, alguna regin ha cambiado hasta tres veces de aliado o compaero de viaje. Pero las protestas de los lderes regionales afectados se han basado, prcticamente en todos los casos, en las ventajas o desventajas de unirse a una regin ms rica o ms pobre que la suya. Las referencias a la historia o la identidad han sido muy escasas.

Nuestro objetivo no es crear regiones identitarias, como en Espaa o Italia, sino regiones econmicas que sean a la vez fuertes y respetuosas de las identidades locales, ha advertido Cazeneuve. El nuevo mapa mantiene solo cuatro regiones en la misma situacin que hasta ahora. Una de ellas, Bretaa, con importantes rasgos identitarios, ha rechazado en todo momento unirse con la vecina Pas del Loira. Por razones similares, Alsacia reclama seguir sola, y no unida a Lorena. El nuevo mapa, que ser debatido de nuevo en otoo, entrar en vigor en enero de 2016, pero hasta 2019 las regiones podrn negociar nuevas fusiones entre ellas.

En su presentacin ante la Asamblea, el Gobierno ha esgrimido que, dentro de la UE y en plena mundializacin, las regiones deben tener una poblacin extensa para ser eficaces. En Alemania, la media de cada land es de 5,1 millones de habitantes. En Italia, 4,4. En Francia, es ahora de 2,9. En Espaa es de 2,4 (contando Ceuta y Melilla), si bien en Francia ninguna regin actual tiene menos de un milln de habitantes y en Espaa hay tres (Navarra, La Rioja y Cantabria). El caso francs tiene precedentes recientes en Europa. Polonia (16 regiones), Grecia (ahora 13 en lugar de 54 provincias), Dinamarca (de 14 a 5 regiones) y Suecia (que dejar en menos de la mitad sus 21 regiones) tambin han hecho cambios similares.

Los ahorros de la nueva organizacin vendrn por varias vas. En lugar de 22 consejos regionales o asambleas, habr 13. Cada una de esas nuevas asambleas solo podr tener un mximo de 150 consejeros o diputados regionales. Alguna supera hoy los 200, con sueldos mensuales de entre 2.200 euros mensuales y 5.400, en el caso del presidente. En lugar de 1.757 consejeros regionales, habr, como mucho, 1.520.

Otra va fundamental para reducir costes se har a costa de los departamentos o provincias, cuyas competencias sern asumidas en buena medida por las regiones. Por eso, el Gobierno prev que en 2020 desaparezcan los consejos generales o asambleas provinciales con sus ms de 4.000 cargos electos, que ahora cobran 2.200 euros al mes y 5.400, en el caso del presidente. Estos cargos son compatibles, por ejemplo, con el de senador, algo que ocurre en 93 casos de un total de 348 miembros de la Cmara alta. De ah que el Senado haya intentado sin xito hasta ahora boicotear a toda costa la reforma.

Otro proceso de racionalizacin de costes consiste en frenar el permanente crecimiento de funcionarios en ayuntamientos, departamentos y regiones a un ritmo de 1,6% por ao. Hoy son 1,89 millones. Si en los prximos cinco aos no aumenta esa cifra, el ahorro ser de 5.000 millones.

A su vez, est previsto que las 13.400 mancomunidades que cubren servicios esenciales para los ayuntamientos (basuras, agua, transporte local) queden reducidas a 5.800, de forma que cubran las necesidades de centros de poblacin de un mnimo de 20.000 habitantes en lugar de los 5.000 actuales. Esos entes tambin asumirn algunas competencias de los actuales departamentos.

Aunque en menor nmero, las regiones cobrarn con esta reforma un mayor protagonismo en la Administracin francesa, centralista pero con importante peso histrico de las comunas y los departamentos, los grandes perdedores ahora. El objetivo de dar mayor protagonismo a las regiones ya lo intent Charles De Gaulle, que dimiti como jefe del Estado tras perder en 1969 un referndum con esa finalidad. Pese a todo, en 1982 las regiones fueron incluidas en la Constitucin francesa. Ahora, les llega su revolucin.

Fuente: diario El Pas, Espaa